Factores para explotar este espacio del negocio con éxito

Aunque el sabio refranero español advierte que “hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo”, lo cierto es que las temperaturas que ya van marcando los termómetros en la costa del Mediterráneo permiten abrir la temporada de terraza para los bares y restaurantes. Este espacio del establecimiento puede ser la mejor apuesta para conseguir este verano unas buenas cifras y a continuación vamos a plantear varias ideas para ayudar a conseguirlo.

Proyectar con acierto la terraza es algo más que obtener una licencia en el ayuntamiento de la localidad, sacar a la puerta unas mesas y sillas y elegir unos maceteros que nos gusten y sirvan para delimitarla del paso de peatones o vehículos. Es una oportunidad para mejorar e impulsar en negocio.

La terraza es una expansión del local del bar, pub o restaurante y por tanto seguir acogiendo a los clientes como lo hacemos dentro. Para acertar, la temática, la decoración, el ambiente… deberá ser coherente con el que proyectamos dentro del local. Si bien no son los mismos elementos en interior y exterior, sí debemos igualar el entorno en este sentido y no romper el relato del establecimiento.

Otro de los factores a tener en cuenta para valorar la importancia de la terraza, es que en muchos casos esta se convierte en la fachada del establecimiento. Por tanto, es lo primero que verán los clientes. Trabajar una buena terraza es imprescindible para conseguir que se decidan por este y no otros bares o restaurantes.

Este espacio también ofrece, aun siguiendo de forma coherente la idea de establecimiento que ya tenemos en el interior, la oportunidad de ampliar nuestro servicio y distinguirlo del que habitualmente ya se presta en el interior. Enfocar esta zona como más tranquila, idear un menú especial o dotarla de una barra donde se sirvan cócteles pueden ser algunas de las ideas para hacerlo.

Es muy importante que la terraza tenga sea espaciosa además de un lugar acogedor y tenga un servicio adecuado, para ello hará falta personal. También dependerá de cómo trabajemos la decoración. La terraza permite ornamentar este espacio con plantas reales que le den colorido y vida al negocio, aunque se deben mantener bien cuidadas y vistosas para no generar un efecto contrario. Cuidar un mobiliario en perfectas condiciones, cómodo y dispuesto para diferentes grupos de personas es otros de los factores a tener presente. También la iluminación o la música, si el estilo y lugar lo aconsejan.

Todos estos detalles harán que sea una buena terraza, pero te queremos proponer que no te conformes con ser uno más. Chiringuitos blancos en la orilla de la playa hay muchos, patios bonitos también, como terrazas para un aprobado. El éxito está en analizar el entorno, el establecimiento y apostar por una idea que le dé a la terraza un toque diferente que la convierta en un lugar sin igual y para los clientes en una experiencia particular.

Piénsalo, explota todo tu potencial. En nuestras tiendas de San Pedro del Pinatar y Torrevieja te podremos ayudar.