Es importante saber cuáles son las preferencias de los clientes para llenar el restaurante y mejorar el próximo año los datos del que está acabando

El 2016 es un año que ya va acercándose a su fin y eso nos pone a las puertas de un nuevo año y de hacer balance y plantearnos qué debemos cambiar o mejorar para el próximo en nuestro establecimiento. Conocer las tendencias en la gastronomía nos puede ayudar a acertar en el diseño de la oferta de los próximos doce meses.

Estas son, según theforkmanager.com de TripAdvisor, las tendencias que marcarán los clientes para 2017: comida vegetal, productos frescos y naturales, trashcooking, bebidas sin alcohol, carta fusión, sabores y colores nuevos, flores comestibles, carne madurada, bowl para los jóvenes y freakshakes. Una lista que lejos de aventurar pronósticos se apoya en las señales que dan las redes sociales y observa los nuevos hábitos de consumo en Europa con posible expansión en nuestro país.

1.- La verdura gana protagonismo

Aquello que hasta ahora era guarnición con papel de acompañante en el plato quiere ser el plato en sí, y lo están consiguiendo. Ya los vemos como entrantes o platos principales. Además, que la comida vegetariana está en auge es algo que no escapa a la vista de nadie y 2017 puede seguir aumentando entre las preferencias de los consumidores. Basta poner “veggie” en las redes sociales para comprobar que la verdura gana protagonismo.

2.- Mejor si es fresco y natural

La conciencia ecológica también se abre paso, por lo que comer de forma saludable también será una opción que irá ganando peso en el próximo año. Cada día son más los consumidores que eligen platos hechos con productos orgánicos, quieren productos frescos y naturales en busca de beneficios para la salud y disfrutar de los sabores. Todo apunta a que una carta con productos de la zona y ecológicos tendrá muy buena aceptación.

3.- Trashcooking

Si al consumidor le preocupa su salud y se cuida también lo hace con su entorno y no lo podemos obviar. Una de las tendencias en auge en el trashcooking, en la misma línea ecológica, que consiste en dar el máximo provecho a los productos y reducir las mermas al máximo. Esto puede suponer un ahorro y atraer al consumidor por desarrollar una cocina responsable y sostenible.

4.- La carta fusión

Lo que puede ser una característica propia de los restaurantes más vanguardistas ya ha llegado a otras cocinas que ofertan platos con toques de otras culturas y continentes. Se trata de una apertura a nuevos sabores de otras partes del mundo fusionando en la carta la cocina de otros países. Hoy ya no es difícil, con una economía global, obtener productos para lograrlo.

5.- Sabores y colores nuevos

Parece raro pero el negro tiene su atractivo en las comidas, por ejemplo el pan negro para bocadillos o hamburguesas, y otras ahumadas o braseadas. Otra tendencia unida a la mezcla cultural que ya hemos comentado que habla también de la búsqueda de nuevo sabores en los que se contraste dulces y ácidos en el mismo plato o se potencien siendo más fuertes o avinagrados.

6.- Beber, pero sin alcohol

Un buen plato puede ser disfrutado sin un buen vino, cerveza o cóctel tradicional. Al menos así lo piensa ya una parte de los consumidores que parece ir ganando espacio. Esta tendencia plantea una alternativa a las bebidas alcohólicas a base de preparados  con especias, hierbas o vegetales (como zumos de aloe vera o agua de sandía) a los que se le da un gran valor, también por sus beneficios para la salud, abriéndose un nuevo campo a la creatividad hasta llegar a los mocktails, cócteles sin alcohol.

7.- Flores en el plato

Hablamos de flores comestibles. Una tendencia con más implantación cada día en las cocinas de Europa que tiene su atracción por la vistosidad que aporta al plato, pero también por las texturas y un importante aporte de vitaminas y nutrientes.

8.-  Madurar la carne

En algunos restaurantes del País Vasco no les extraña esta tendencia que va extendiéndose por algunas cocinas del viejo continente y que podría hacerlo el próximo año por el país. Un gancho y dejar madurar la carne persigue intensificar o darle un gusto diferente. Esto se ofrece como exquisitez y se cobra como tal. Es tener un plato exclusivo en la carta, lo cual tiene su atractivo.

9.- Para los jóvenes, bowl

Si todavía no has oído hablar de la generación millenials es hora de que lo hagas. Son los jóvenes de hoy y tienen unos gustos y preferencias determinados, entre los que está comer en el bowl. Así quieren que les sirvan sus pastas, ensaladas o arroces elaborados con productos frescos y naturales para poder mezclar con facilidad los ingredientes, a la vez que los sabores, y disfrutar de la comida con una apariencia menos formal.

10.- Freakshakes

Una jarra y muchas calorías. Eso caracterizan a estos batidos de gran tamaño en los que se mezcla todo lo imaginable: desde helado, nata, chocolate o sirope hasta donuts, brownies, pasteles o cupcakes. Y suelen funcionar con gran éxito como atractivo. También porque son una de las estrellas en las redes sociales, por lo que es una oportunidad para desarrollar una estrategia y potenciar la presencia y difusión del establecimiento de la mano de estos jóvenes.

Si te ha gustado, compártelo.